Sabía usted que... "Aquí a nadie se le tiene por la fuerza... ancha es la puerta”. Esas fueron las palabras de los directivos de Magallanes al dejar partir a los jugadores que más tarde formarían Colo Colo.

"Los dirigentes dicen que Morón era la razón por la que no volvía a Colo Colo"

Sáb, 01/26/2013 - 11:09

En entrevista exclusiva con El Mercurio, el cuidatubos aseguró que quiere permanecer años en Colo Colo, inclusive tras su retiro, momento en el que quiere entregar sus conocimientos a los niños. Asimismo, se refirió a los problemas que no le permitieron regresar antes al "Popular".

Desde que Colo Colo compró el pase de Eduardo Lobos -en 650 mil dólares, a mediados de 2011-, el arco del Cacique fue ocupado por seis goleros: Juan Castillo, Francisco Prieto, Raúl Olivares, Ignacio González, Renny Vega y Álvaro Salazar. Lobos venía de seis temporadas en Rusia y de diez años fuera del club, cuando se fue enemistado con los administradores de la quiebra.

Todo eso pasó. Pero faltaba más suspenso para el regreso. En 2012, el DT Ivo Basay le bajó el pulgar y Lobos tuvo que vivir otro exilio, en Unión Española. "Todos saben el problema que tuve anteriormente con Daniel Morón", dice ahora. Y básicamente, es que el "Loro" -que preparaba a los arqueros de Basay- no aguantaba a Julio Rodríguez, el entrenador de Lobos. Eso le cerró las puertas de la selección, donde Morón era asistente, y del Monumental.

"Los dirigentes de Colo Colo me dijeron que eso fue fundamental para que yo no volviera antes. Y para mí también lo fue el hecho que no me valoraran como jugador en el club, cuando regresé de Europa y preferí volver a Colo Colo", asume el nuevo y "viejo" arquero del Cacique.

¿Y cómo se convenció ahora?

"Con Omar (Labruna) no hablé antes de venir. Con Juan (Gutiérrez) tuve muchas reuniones, le di mi punto de vista de por qué la molestia. Me dijeron que había cambiado todo, que ya no estaba la imagen de antes y se abrieron las puertas para regresar".

Usted termina contrato a fin de año. ¿Le gustaría quedarse más tiempo?

"Hay una cláusula y me encantaría que se hiciera uso de ella. Tengo súper claro que todo pasa por el rendimiento, que hay que estar bien para jugar acá. Pero me gustaría quedarme, jugar tres o cuatro años y más allá, que sea lo que Dios quiera. Tengo 31 años y deseo seguir trabajando acá, aportando a los niños".

¿Y no se encariñó con otro equipo estando tanto tiempo afuera?

"Es que aquí me formé, futbolísticamente y como persona. Tengo un sentimiento especial por lo que me dio Colo Colo. A pesar de los problemas que tuve, disfruté cuando salí campeón y lo pasé mal cuando no nos fue bien".

El año pasado, la U los goleó dos veces...

"Me acuerdo y obviamente uno como hincha lo vive en forma especial, porque desde chico te inculcan que no puedes perder los clásicos. Pero hay que tratar de ir aprendiendo y dar vuelta la página de lo que pasó anteriormente".

Este año, Labruna adelantó que el equipo tomaría más riesgos. ¿Eso afecta a la defensa?

"Lo asumimos bien. Históricamente, por lo que significa este equipo, hay que salir a buscar el triunfo en todos lados e ir por el objetivo, que es el título. Si eso significa quedar desbalanceado, que quedemos mano a mano atrás, será así. Esto es Colo Colo, tenemos que asumir los riesgos y dar el salto definitivo para conseguir el título".

Foto: Todoalbo.cl